Casos

 El Agrado: el proyecto paramilitar palmero en Mapiripán

Datos principales

  • Ciudad o municipio:  Meta,
  • Tipo de comunidad: Campesina
  • Número de predios: 3
  • Número de hectáreas:  4.300

La Historia

Según el testimonio de alias el ‘Profe’ un desmovilizado del Bloque Centauros de las AUC, después de la llegada de los paramilitares a los Llanos Orientales, a mediados de 1997, Vicente Castaño y otros jefes de esta organización criminal, planearon apropiarse de enormes terrenos baldíos y de fincas que quedaron abandonadas, tras el terror de las masacres.  Según el ‘Profe’, el plan era sembrar grandes extensiones de palma de aceite para poder ‘lavar’ los dineros provenientes del narcotráfico.

El extraditado paramilitar Daniel Rendón Herrera, alias ‘Don Mario’ confesó en el proceso de Justicia y Paz, que uno de los predios tomado por los paramilitares era El Agrado, cerca de 4.300 hectáreas en Mapiripán, cerca a los límites con el municipio de Puerto Concordia, en el Meta. Un año después de la desmovilización del Bloque Centauros, en 2006, Diego Rivas Ángel, según registros del proceso de Justicia y Paz, un paramilitar conocido con el alias de el ‘Doctor’ y¨Ç acusado de narcotráfico en los Estados Unidos, que sirvió como testaferro del proyecto de palma en esta zona, logró que el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural, Incoder, le entregara él y a otras dos personas, los títulos de estas tierras.

Diego Rivas Ángel es primo en segundo grado del narcotraficante Carlos Lehder Rivas, extraditado a los Estados Unidos en 1987 y liberado en 2020, quien tenía enorme extensiones de tierra en el Meta. Rivas Ángel también es el hermano de Jaime Eduardo Rivas Ángel, secretario general del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural durante los primeros años de gobierno del entonces presidente Álvaro Uribe Vélez.  Para 2004, Jaime Eduardo era subalterno del entonces ministro Carlos Gustavo Cano y el viceministro Andrés Felipe Árias.

Cómo se puede ver en estos documentos (link) , Jaime Eduardo Rivas Ángel durante sus años como secretario general, fungió como presidente de  la junta directiva del Incoder, entidad que en 2007 le entregó parte de la tierra de El Agrado a su hermano Diego. Para esa fecha, ya Jaime Eduardo no estaba en el Ministerio de Desarrollo Rural, pero no es claro si pudo incidir o no, en la entrega de estas tierras.

Diego Rivas Ángel dividió el predio El Agrado en tres partes para que el Incoder entregara tres títulos de aproximadamente 1400 hectáreas cada uno y así evadir la Ley 160 de 1993 que prohíbe la acumulación de tierra por encima de la Unidad Agrícola Familiar, UAF. Esta es una medida que le pone límite a la superficie de predios baldíos entregados a campesinos y varía en cada región del país, de acuerdo a la fertilidad del terreno, la cercanía con carreteras y puertos entre otros factores.

Así, mientras el mismo Diego Rivas Ángel recibió los títulos de El Agrado 2, otras dos personas, también señaladas por ‘Don Mario’ como testaferros recibieron las adjudicaciones de El Agrado 1 y El Agrado 3.

Luego de la confesión de ‘Don Mario’ y de la entrega de estas tierras por parte del exparamilitar, que se encuentra extraditado en los Estados Unidos, un tribunal del proceso de Justicia y Paz, ordenó quitarle los predios a los señalados testaferros. Según certificados de tradición y libertad de junio de 2020, aún no han sido utilizados para la reparación de las víctimas del Bloque Centauros. 

Ver historia completa publicada en Verdad Abierta en 2012 

Momentos clave

Personas y empresas clave

Personas relacionadas al caso<
  • Personas X Caso: 
    Relacion con el caso: 

    Diego Rivas Ángel dividió el predio El Agrado en tres partes para que el Incoder entregara tres títulos de aproximadamente 1400 hectáreas cada uno y así evadir la Ley 160 de 1993 que prohíbe la acumulación de tierra por encima de la Unidad Agrícola Familiar, UAF. Recibió los títulos de El Agrado 2, otras dos personas, también señaladas por ‘Don Mario’ como testaferros recibieron las adjudicaciones de El Agrado 1 y El Agrado 3.